El Montsant

El Montsant

El Montsant es todo un símbolo por el Priorat y las comarcas tarraconenses. No se trata de la montaña más alta ni tampoco es la más extensa, sin embargo, la fuerza de su orografía es incuestionable. Se trata de un macizo compacto, con la mayor parte de su perímetro amurallado por acantilados y roquedales de conglomerados oligocénicos.

Todos los pueblos se encuentran en el exterior, a sus pies. El interior es el reino de la montaña. Para entrar hay que escoger uno de los pasos que permiten superar los riscos. Los hay relativamente cómodos, reseguidos por caminos de herradura, y otros que sólo permiten el paso de personas, de unas estrecheces exageradas, muy aéreas y a menudo sobrecogedoras. La relación espiritual que los hombres han mantenido con el Montsant durante siglos le ha otorgado una condición muy especial. La fundación de la primera cartuja de toda la península Ibérica -Scala Dei- y la intensa tradición eremítica, que ha perdurado hasta la actualidad, son una buena prueba del profundo valor simbólico de la montaña. En el año 2002 fue declarado Parque Natural por la Generalitat de Cataluña.