Scala Dei

Cartoixa d'Escaladei, Camino de la Cartoixa, La Morera de Montsant, España

En el siglo XII los monjes de la Orden de la Cartuja construyeron un monasterio y fundaron así la primera cartuja de la Península Ibérica. Escogieron un paraje singular, protegido por la Sierra Mayor de Montsant, donde un pastor había soñado con ángeles subiendo al cielo por una escalera apoyada en el tronco de un pino, de ahí el nombre Escaladei o «escala de Dios».

La cartuja subsistió hasta 1835, atravesando épocas de gran esplendor. Durante siete siglos los monjes hicieron poblar los campos, construir molinos, difundieron el cultivo de las viñas.

Con la Desamortización de Mendizábal (1835) los monjes huyeron repentinamente, privados por decreto de sus tierras y abandonaron celdas y claustros, la iglesia y la hospedería. En sólo dos años la majestuosa cartuja quedó convertida en un montón de ruinas por el saqueo de unos campesinos cansados ​​de haber sido sometidos a vasallaje, de pagar diezmos y de sumisión.

Hoy en día se pueden visitar sus ruinas haciendo un recorrido comentado por el exterior de los 3 claustros, la iglesia y refectorio, así como de una celda reconstruida con todo detalle.

La Cartuja de Escala Dei es, pues, una visita obligada para todos aquellos que quieran hacer un viaje a los orígenes de la comarca del Priorat.